Se folla a una nena muy caliente

Este hombre ha ido a al consulta del doctor porque se encontraba algo mal y necesitaba algo de alivio sexual. En un momento dado a entrado una enfermera muy tetona que no ha tardado en proporcionarle lo que le hacía falta. Lo primero que ha hecho ha sido comerle bien los pezones. Después ella le ha hecho una buena cubana hasta que ha llegado el momento en el que han empezado a follar sin parar.

Deja un comentario.