Enfermera no muerta se folla a un inválido

Este hombre ha sufrido graves heridas en el campo de batalla y se ha despertado en una extraña habitación estando en silla de ruedas. Creyendo que su suerte no iba a mejorar, ha aparecido una mujer que parece una especie de zombie que tenía muchas ganas de sexo. Lo primero que ha hecho ha sido sobarle la polla durante un buen rato para ponérsela dura y luego sea desnudado para dejarse penetrar en una gran cantidad de posiciones. Al final resultaba que había muerto y que estaba en el paraíso.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*